Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

Cómo cuidar la salud mental: qué es y 20 consejos para conseguirlo

5/mayo/2022

Tener una buena salud no solo está en lo físico, sino que va más allá. En tiempo de pandemia, esto se vuelve aún más importante, por eso traemos para ti 20 consejos para que sepas cómo cuidar la salud mental y aproveches tu vida al máximo.

También es clave que conozcas su importancia y qué es exactamente para que adquieras una mayor consciencia sobre este tema que, en ocasiones, es dejado de lado. Así que presta atención a este post.

¿Qué es la salud mental?

que-es-la-salud-mental

La salud mental engloba muchos factores importantes de nuestra vida, como el bienestar emocional, social y psicológico. 

Repercute de forma directa en cómo pensamos, cómo actuamos y cómo nos sentimos ante los hechos que se presentan en nuestra vida diaria, las relaciones que establecemos y también en nuestra salud física. 

La salud mental es fundamental en todas las etapas de la vida, desde la niñez hasta la vejez. 

Cómo cuidar la salud mental 

Ahora que conoces la importancia de la salud mental, déjanos darte 20 consejos sobre cómo cuidarla y poder aprovechar nuestra vida y saber enfrentar las adversidades que se presentan diariamente. 

1. Habla de tus sentimientos y emociones

habla-de-tus-sentimientos-y-emociones

Es una tarea complicada para muchos, pero es ideal que nos demos cuenta de que hablar de nuestros sentimientos no es signo de debilidad, sino de ser conscientes de que es necesario para el bienestar.

Hablar sobre los problemas que tienes o los temas que rondan tu mente y ser escuchado (de verdad) puede ayudarte a sentirte menos solo y confortado. Además, al hacerlo, podrías animar a otros a dar el paso también. 

Ciertamente, no es sencillo describir cómo nos sentimos, pero lo mejor es sacar las cosas como se pueda. No importa si hay poco o mucho orden; deja que las palabras fluyan sin detenerte a pensar demasiado en lo que quieres decir. 

Al principio, puedes sentirte incómodo y es normal; sé paciente. Con el tiempo, será mucho más fácil y seguro que te sentirás mejor. 

2. Mantente activo

mantente-activo

El ejercicio y la actividad física liberan sustancias químicas (endorfinas) que te hacen sentir bien. De esta forma, puedes aumentar tu autoestima, concentrarte, dormir y sentirte mejor en general. 

Busca algo que te guste, que te apasione y practícalo. Puede ser algún deporte, una disciplina, el gimnasio o simplemente salir a una caminata con tus perros, solo o con amigos. Recuerda que el ejercicio no solo es bueno para la salud mental, sino también para el cuerpo. 

En general, la recomendación es hacer al menos 30 minutos al día 4-5 días por semana. Solo enfócate en que sea algo que te guste para que sea sostenible.

Enfócate en todo lo que sume para tener un estilo de vida saludable

3. Aliméntate bien

alimentate-bien

Existe una fuerte relación entre lo que comemos y el cómo nos sentimos. Para muchos, esto no tiene importancia, pero debería, pues ciertos alimentos como la cafeína y el azúcar tienen efectos inmediatos en nuestro cuerpo y mente. 

El cerebro necesita determinados nutrientes para estar sano y tener un óptimo funcionamiento, así como el resto de nuestros órganos. 

Por eso, es importante tener una dieta buena para la salud física y para la salud mental. Van de la mano. 

Trata de incluir todos los grupos de alimentos: cereales, proteínas animales o vegetales y grasas saludables, ¡y tampoco te olvides de beber agua! 

4. Consume alcohol conscientemente

consume-alcohol-conscientemente

Muchas personas beben alcohol para cambiar su estado de ánimo o lidiar con algún problema más profundo, pero recuerda que este efecto es temporal. Lo mejor es siempre tratar ese problema de fondo para mejorar nuestra salud mental.

Está bien hacerlo de vez en cuando, socialmente, pero no para tratar de cubrir u olvidar algo que nos aqueja o que es complicado para nosotros. 

También ten en cuenta que el exceso de alcohol puede dañar tu cuerpo, así que toma consciencia de ello. 

5. Date breaks 

date-breaks

Darte un descanso y cambiar de aires o de ritmo es bueno para tu salud mental. Cada tanto, toma algunos minutos para despejarte, caminar o hacer algo que tengas pendiente. 

Otra opción que es muy buena es darte un descanso de fin de semana, en algún sitio al que quieras ir. Esto te ayudará a relajarte y conectar contigo mismo y dejar que tus pensamientos fluyan sin miedo.

Escucha a tu cuerpo. Si te sientes cansado, descansa y date el tiempo de no hacer nada. A veces es necesario para cuidar la salud mental. 

6. Mantente en contacto 

mantente-en-contacto

Está bien conectar contigo, pero también es importante conectar con los demás. Generar lazos fuertes con tu familia y con tus amigos puede hacer que te sientas menos estresado y estés más pleno. 

No hay nada mejor que reunirte con tus seres queridos de vez en cuando o, incluso, escribir con ellos o hablar por teléfono. Eso ayuda mucho cuando queremos o necesitamos hablar y la distancia lo impide. 

Mantener abiertas las líneas de comunicación es sumamente importante para cuidar la salud mental, sobre todo, cuando esa comunicación se da con seres que valoramos y que nos valoran. 

7. Realiza algo en lo que seas bueno

realiza-algo-en-lo-que-seas-bueno

¿Puedes identificar en qué eres bueno o qué actividades te gustan? Indaga en tu pasado también y encuentra aquello que te hacía sentir bien. 

Disfrutar de algunas actividades y hacerlas puede ayudarte a disminuir o vencer el estrés. Además, si eres capaz de identificar en lo que eres bueno, esto también sumará en tu autoestima. 

¿Hay algo que desde hace tiempo quieras aprender, sin importar si es recreativo o deportivo? ¡Hazlo! Dedica tiempo a lo que te apasiona y al mismo tiempo estarás cuidando tu salud mental. 

8. Busca ayuda

busca-ayuda

Hay veces en las que simplemente no podemos solos y está bien. No somos sobrehumanos y podemos sentir que las cosas nos rebasan, por lo que es importante darnos cuenta y buscar ayuda sin prejuicios. 

Podrías unirte a un grupo de ayuda, encontrar un consejero o asistir a un psicólogo. Piensa en todas las opciones y trata de identificar con quién te sentirías más cómodo. 

Hablar con alguien que no te conoce puede ser más fácil, pero tienes que ser paciente. Es normal que te cueste un poco al principio; ¡no desistas a la primera! 

Es una de las mejores alternativas cuando queremos cuidar la salud mental y las situaciones nos rebasan. 

9. Cuida de los otros

cuida-de-los-otros

No se trata de ponerlos por encima de tu bienestar emocional, es más bien que esto te ayuda a mantener relaciones más fuertes con tus seres cercanos. 

Brindar ayuda puede hacernos sentir aún más valorados por el resto y aumentar la autoestima. Los amigos son importantes y es clave que también estés ahí para ellos y no solo ellos para ti. La calle es de doble sentido. 

Además, te puede ayudar a ver los hechos desde otro ángulo o punto de vista y poner tus propios problemas en perspectiva. 

10. Trabaja para aceptarte como eres

trabaja-en-aceptarte-como-eres

Cada uno de nosotros es diferente y es muy importante trabajar y enfocarnos para aceptar que somos únicos y que no podemos ser como otra persona. 

Enfocarte en aquello que impide que te sientas bien contigo mismo y comenzar a mejorarlo va a ayudarte a aumentar tu confianza, que estés más cómodo, más dispuesto a aprender nuevas habilidades, visitar nuevos sitios y crear nuevas relaciones. 

Una buena autoestima te ayudará a afrontar de mejor forma los momentos complicados y a no dejar que estos pasen por encima de ti. 

Reconoce y acepta aquello en lo que no eres bueno, pero mejor céntrate en lo que sí puedes hacer bien y fortalece esa parte. 

También se vale querer cambiar algo de nosotros, solo cuida que las expectativas sean realistas. En ese caso, trabaja poco a poco para conseguirlo.

11. Reconoce que eres humano

reconoce-que-eres-humano

¿Quieres cuidar tu salud mental? Empieza reconociendo que eres ser humano y que no siempre vas a poder estar o hacer lo que quieres o lo que debes. 

Tienes que ser estratégico y consciente para darte cuenta de que también importa descansar y no siempre ser productivo.

Asimismo, sé consciente de que, aunque alcances un buen nivel de autoconfianza y bienestar, habrá altibajos y es normal y está bien. Solo es cuestión de ir mejorando nuestro modo de respuesta ante esas situaciones. 

12. Prioriza tus horas de sueño

prioriza-tus-horas-de-sueno

No tener buenos hábitos de sueño puede conducir a estados de ánimo bajos o cambiantes y una concentración y salud deficientes. 

Las personas necesitan diferentes horas de sueño, según sus necesidades y costumbres, pero en general para cuidar la salud mental, es importante dormir entre 6 y 8 horas cada día, cuidando alcanzar el sueño profundo para realmente descansar.

Si tienes problemas para conciliar el sueño, consúltalo con un profesional para que juntos puedan encontrar una solución y que tus perspectivas, rendimiento y funcionamiento sean óptimos. 

13. Emplea la música como terapia

emplea-la-musica-como-terapia

La música puede ser terapéutica. Por supuesto que no suple una terapia profesional, pero claro que ayuda. 

Si la disfrutas, intenta escuchar música, relajarte, cantar o bailar para que te sientas mejor. Eso en automático cambia tu estado de ánimo. Incluso, neurólogos lo recomiendan. 

La música puede ayudar a cuidar la salud mental en muchos aspectos:

  • Mejor autoestima
  • Menos ansiedad
  • Más motivación
  • Mejores conexiones con otras personas

También puedes crear música o tocar algún instrumento; cualquier actividad relacionada con la música puede ser beneficiosa para ti. 

14. No te automediques 

no-te-automediques

Muchas veces, cuando sentimos un bajón en el estado de ánimo, podemos caer en la tentación de levantarnos a través de sustancias médicas sin prescripción, ¡no lo hagas! 

Lo mejor es siempre acudir con un especialista, hablar de lo que sentimos y que nos ayude a encontrar la solución a ello de manera profesional. 

Si necesitas medicamentos para escapar, adormecerte o aumentar tu energía, podría ser señal de que algo no está bien contigo y que debes hacer algo para aumentar tu dopamina y endorfinas. 

15. Pon en práctica la autocompasión

pon-en-practica-la-autocompasion

No es tarea sencilla, lo sabemos, pero es importante adoptar un espíritu de amabilidad con nosotros mismos. 

La autocrítica es buena, sin embargo, cuando se lleva al extremo puede provocar que nos volvamos poco productivos y que solo acabemos peor que como estábamos, por lo que es importante encontrar un balance entre esto y la autocompasión.

¿Quieres realmente cuidar tu salud mental? Trátate como tratarías a un amigo o a alguien que es sumamente importante para ti. ¡Tú mismo eres lo más importante, así que valórate! 

16. Evita compararte con otros

evita-compararte-con-otros

La comparación es un tema delicado, sobre todo, porque suele aparecer desde que somos pequeños en el entorno familiar y casi siempre es de forma negativa y se carga con ello.

Déjalo de lado porque puede hacerte daño. En buena medida, puede ser bueno como motivación, pero muchas veces se cae en el autosabotaje.

Ten cuidado con las personas que presentan una imagen de la vida perfecta. Recuerda que la historia cuidadosamente empaquetada nunca representa la historia completa, así que no te dejes guiar por ello si quieres cuidar tu salud mental.

17. Evita la tecnología en exceso

evita-la-tecnologia-en-exceso

El uso constante de pantallas está asociado con malos resultados de salud mental. Intenta establecer límites en cuanto al tiempo que dedicas a la tecnología (en cualquiera de sus formas). 

Dedica tiempo también a actividades que te saquen de este entorno y que te permitan reforzar tu bienestar emocional y físico.

La tecnología es importante, pero también es clave saber desconectarse un tiempo para poder mirar todo lo que hay alrededor, pasar tiempo con nosotros, con otros y conectar mejor.

18. Ponte en contacto con la naturaleza

ponte-en-contacto-con-la-naturaleza

Hay muchos estudios que han demostrado que el estar en contacto con la naturaleza tiene un impacto positivo en la salud mental y el bienestar en general. 

Estar rodeado de todos los elementos naturales es beneficioso para el cerebro, el cuerpo y la mente, pues te ayuda a reducir los niveles de estrés, combatir la depresión, mejorar tu calidad de sueño y fomentar tu creatividad. 

Cuando te des esta oportunidad, trata de hacerlo libremente, sin prisa y sin estar constantemente viendo el reloj. Déjate llevar por la experiencia, verás cuánto bien te hará. 

Puedes planear un viaje solo para que te sientas cómodo y tengas también la oportunidad de conectar contigo.

19. Date el tiempo para reír y divertirte

date-el-tiempo-para-reir-y-divertirte

La vida no solo se trata de enfocarte en cosas serias, es igualmente importante tener ratos de diversión y de ocio con tus amigos, tu familia o hasta solo.

El humor es un factor protector para la salud mental y eso no quiere decir que no te tomes en serio tu vida, al contrario, pues es también parte clave para que puedas disfrutar tu vida en plenitud. 

Relájate y date el tiempo para desconectar de lo demás y enfocarte solo en disfrutar un momento, estar alegre y dejar a un lado eso que te preocupa. Siempre hay momentos delicados, pero no es bueno que eso nuble nuestra mente todo el tiempo. 

20. Practica la gratitud

practica-la-gratitud

Practicar la gratitud mejora nuestra salud mental, pero tiene que ser desde una perspectiva sincera e intencional. 

Puedes comenzar por escribir en alguna libreta 1 o 3 cosas por las que estás agradecido cada día, por mínimas que sean. Todo suma y poco a poco irás detectando más y más realmente qué es lo que agradeces tener día con día.

También trata de reconocer el trabajo de otros o sus acciones y agradecerles de forma expresa por su ayuda, apoyo o lo que sea que hayan hecho para hacer tu día o tu vida mejor. 

¡Pon en práctica estos consejos y cuida tu salud mental!

pon-en-practica-estos-consejos-y-cuida-tu-salud-mental

Trata de ser empático contigo y no querer cambiar todo de un momento a otro porque será un desastre. Enfócate en aquello que creas que puede ayudar más a cuidar tu salud mental y ponlo en práctica.

Poco a poco verás que irás cambiando y sintiéndote mejor. Solo recuerda que a veces no se puede solo y no es malo pedir ayuda. Si es tu caso, acude con un profesional con quien te sientas cómodo y en confianza para tratar aquello que te impide estar bien en todos los aspectos de tu vida.

Algunos planes de seguros de salud incluyen tratamientos con especialistas en psicología o temas mentales, así que si cuentas con uno, ¡úsalo a favor de tu bienestar, pues es lo más importante!

Si no cuentas con uno, considéralo seriamente, pues es un tema que se debe trabajar todo el tiempo; es lo que permitirá que podamos tener un balance positivo en todos los ámbitos: personal y profesional. 

En EBA Insurances nos preocupamos por ti, por eso contamos con asesores que pueden guiarte en esta búsqueda para que encuentres el seguro que mejor se adapte a tus necesidades y puedas empezar a cuidar tu salud mental y disfrutar tu vida al máximo.

Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

5_tips

Conoce las claves para mantenerte a salvo del coronavirus y cuides tu salud y la de tu familia.

Compártenos tus comentarios

¡Comparte!
Artículos relacionados
Descarga gratis
laptop-img