Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

15 pequeños cambios para mejorar tu salud en este nuevo año

5/febrero/2021

La salud es una de las inversiones que trae consigo mayores beneficios, aunque muchas veces la damos por descontada y no nos preocupamos por ella. Si estás enderezando el camino en este nuevo año y no sabes por dónde empezar, permítenos ayudarte.

A continuación, te damos mencionamos 15 pequeños cambios que pueden ser clave para mejorar tu salud y disfrutar de una vida más plena. 


Cómo mejorar tu salud con pequeñas acciones

Salud 02

Llevar una vida sana no solo te beneficia a ti de manera superficial, sino también de forma interna y te permite estar bien con las personas que te rodean y con las actividades que debes realizar en tu día a día. 

Así que ve de qué manera puedes comenzar en este camino de buenos hábitos realizando pequeños cambios en tu rutina para mejorar tu salud.


1. Realiza al menos 30 minutos de actividad física

Salud 03

Este puede ser un martirio para muchas personas, pero realmente la clave está en escoger actividades o deportes que te resulten llamativos para que disfrutes el ejercicio y no se vuelva un peso. 

Puedes comenzar haciendo 30 minutos 3 veces por semana y conforme te vayas sintiendo mejor, ir incrementando el tiempo y los días. 

El ejercicio ayuda a mejorar el funcionamiento de los principales sistemas del cuerpo y aumenta también el rendimiento mental. Algunos de los beneficios son los siguientes:

  • Prevenir sobrepeso y obesidad, relacionada con muchas enfermedades cardiovasculares
  • Desintoxicar el organismo y la piel
  • Fortalecer articulaciones y músculos
  • Mejorar la coordinación 
  • Aumentar la productividad

El tiempo nunca debe ser pretexto: todos los días debes tener al menos 15 o 30 minutos libres, así que dedícalos a una actividad. Poco a poco te irás acostumbrando y formará parte indispensable de tu rutina, ya lo verás.


2. Opta por una alimentación balanceada

Salud 04

Muchas personas le rehuyen a las dietas, precisamente por el aspecto negativo del que están cargadas: restricciones; sin embargo, esto no tiene que ser así. 

No se trata de adoptar dietas, sino de apostar por una alimentación balanceada que se ajuste a tus actividades diarias y a tu composición corporal. 

La comida no procesada y considerada “saludable” no tiene por qué ser aburrida. Lo mejor es que aprendas a realizar diferentes combinaciones y no caigas en un círculo de comer siempre lo mismo, pues si lo haces, terminarás abandonando y volverás a optar por alimentos procesados y altos en grasas. 


3. Duerme lo suficiente

Salud 05

Este cambio puede hacer una gran diferencia para mejorar tu salud. Lo recomendable es dormir entre 7 y 8 horas al día para recargar energía y poder rendir durante la jornada. 

Muchas veces no es tan relevante el tiempo, sino la calidad del sueño. Esto te ayudará a rendir más durante el día y a que tu cuerpo descanse de manera adecuada y pueda funcionar mejor, evitando poner en riesgo tu salud.

Recuerda que dormir poco o dormir mal incrementa el riesgo de padecer algunas enfermedades y disminuye la calidad de vida. Dormir bien es clave para mejorar tu salud.


4. Realízate chequeos de rutina

Salud 06

La prevención y la detección oportuna de enfermedades son dos elementos clave para mantener el cuerpo y la mente en buenas condiciones. 

Para lograr lo anterior, es indispensable que te realices chequeos médicos de rutina y que, al menos una vez al año, recurras a análisis de sangre para ver que todo se encuentre bien. 

Ten en cuenta que la detección temprana de muchos padecimientos, como cáncer, es determinante para aumentar las posibilidades de vencer la enfermedad de una manera más rápida y eficaz. 


5. Bebe al menos 2 litros de agua al día

Salud 07

Tu cuerpo necesita estar hidratado; esta es otra de las claves para mejorar tu salud a través de pequeñas acciones. 

Beber al menos 2 litros de agua al día ayuda a cuidar los músculos y las articulaciones, mejora la salud de tu piel y, aunque no lo creas, ayuda a incrementar el rendimiento cognitivo. 

Si no estás habituado a tomar mucha agua, puedes empezar con un par de vasos al día y, conforme te vayas sintiendo, ir aumentando la cantidad hasta llegar a los 2 litros. 

La cantidad de agua necesaria siempre va a depender también de la actividad física que hagas día a día. 


6. Mejora tu postura corporal

Salud 08

Una buena postura corporal es clave para mejorar tu salud, pero muchas veces se pasa por alto y se le resta la importancia que tiene. 

La postura tiene que ser adecuada ya sea que estés trabajando o en reposo. Con esto, vas a evitar problemas musculares y óseos en la zona lumbar y en la espalda, previniendo también lesiones y mejorando tu nivel de productividad.

Algunos de los beneficios que trae una buena postura corporal son que permite respirar mejor, aumentar la capacidad de concentración, mejorar tu imagen y evitar problemas o lesiones físicas. .


7. Toma un tiempo para relajarte todos los días

Salud 09

Tener tiempos libres para relajarse todos los días es clave para evitar problemas psicológicos como el estrés y la depresión, que están íntimamente ligados con la aparición de enfermedades crónicas. 

Puedes buscar algunas técnicas de relajación para canalizar tus emociones y poder tener un espacio de paz y tranquilidad después del trabajo y de todo lo que conlleva. 

Si no cuentas con mucho tiempo, dedica al menos 5 minutos al día para relajarte en un espacio tranquilo y silencio. Parece poca cosa, pero vas a ver que esta pequeña acción va a mejorar tu salud. 


8. Entrena tu mente

Salud 10

El cuerpo es muy importante, pero no puedes descuidar tu mente. Existen cientos de enfermedades cognitivas que se originan por la práctica de hábitos dañinos que terminan afectando las células cerebrales.

Esto se puede evitar entrenando tu mente y tu cerebro. Algunas acciones, como leer un libro, escuchar música, aprender idiomas o tocar un instrumento, pueden ayudarte a disminuir los riesgos de sufrir estas patologías cuando llegues a una edad adulta. 


9. Vela por tu salud visual

Salud 11

Con todos los avances que ha habido, la salud visual es una de las que más se han visto afectadas, pues la gente pasa muchas horas frente a un ordenador o frente a su smartphone. 

Esto, a largo plazo, daña la vista porque genera estrés visual o, incluso, vista cansada y miopía. Algunos consejos para cuidarte tus ojos son: tener la pantalla al menos a 50 cm de distancia y usar gotas en caso de notar ojos secos. 

Asimismo, es recomendable que te tomes un descanso de las pantallas cada dos o tres horas. Esto te ayudará a mejorar tu salud ocular y a no presentar problemas con el paso del tiempo. 


10. Rodéate de gente que sume

Salud 12

Nuestra vida social es importante: contar con buenos amigos ayuda a pasar tiempo agradable, sonreír, y estar al menos algún tiempo en paz y tranquilos pasándola bien sin el estrés de nuestro día a día.

Lo anterior también ayuda a disminuir estados de ansiedad o depresión, además de que, generalmente, son ellos quienes nos ayudan a desahogarnos y quitarnos peso que puede terminar afectando nuestra salud. 

A veces, es difícil darse un tiempo entre el ajetreo del día a día, pero es necesario tener tiempo libre para estar con amigos y disfrutar de momentos que pueden sumar a nuestro bienestar. 


11. Sonríe 

Salud 13

Sí, estamos conscientes de que este pequeño cambio para mejorar tu salud suena muy a libro de autoayuda; sin embargo, es muy cierto. 

La risa permite que nos carguemos de energía positiva y optimismo y esto, sin duda, repercute de manera positiva en nuestro bienestar. La sonrisa nos ayuda a liberar el estrés y la ansiedad. 

Cuando sonreímos, liberamos una hormona llamada serotonina, que ayuda a levantar el ánimo y a tener pensamientos más positivos. 

¿No te ha pasado que tienes un mal día y de repente algo o alguien te hace sonreír y olvidas ese momento amargo? 


12. Aprende a aceptarte 

Salud 14

Aprender a aceptarnos como somos y a querernos es clave para el bienestar físico y mental. Puede sonar cliché, pero es verdad que el cómo estás por dentro se proyecta en lo exterior y ayuda a mejorar tu salud. 

Si hay algo en tu anatomía que no te agrada y puedes hacer algo por cambiarlo, en lugar de lamentarte por ello, mejor trabaja para conseguir los resultados que deseas. 

El camino no es fácil, pero conforme vayas logrando tu objetivo te vas a ir sintiendo mejor. Asimismo, si crees que tus problemas son más severos, puedes solicitar ayuda profesional y comenzar a mejorar tu salud. Nunca es tarde para hacerlo. 


13. Modera el consumo de cigarrillos y alcohol

Salud 15

Esta acción puede parecer grande, sobre todo, cuando estamos acostumbrados a consumir grandes cantidades de cigarrillos y alcohol, pero es indispensable replantearnos estos hábitos.

El consumo excesivo de estos productos detona múltiples enfermedades, como cáncer, cirrosis, anemia, entre otras. Con esto, no queremos decir que dejes de consumirlos, pero sí que lo hagas de forma responsable y consciente. 

Para que no se te haga difícil y puedas comenzar a cuidar y mejorar tu salud, puedes disminuir la dosis de manera gradual, hasta llegar a números que no ponen en riesgo tu bienestar. 

Si eres un bebedor ligero o moderado y gozas de buena salud, puedes continuar bebiendo siempre y cuando lo hagas de manera responsable. En promedio, lo que entra en moderado es de una a dos copas para hombres y una para mujeres. 

En cuanto al cigarrillo, lo mejor que puedes hacer es disminuir su consumo al máximo, pues no trae ningún tipo de beneficio. 


14. Come despacio

Salud 16

Una mala costumbre que tienen muchas personas, debido al ritmo de vida que se lleva, es masticar demasiado a prisa los alimentos, lo cual es perjudicial. 

Comer despacio te permite controlar la cantidad de alimento que ingieres, te ayuda a sentirte satisfecho antes y evita que comas de más. Recuerda que la clave de una buena alimentación no está en comer, sino en comer mejor. 

Algunas de las formas en que esto ayuda a mejorar tu salud son que: hay un menor consumo calórico, aumenta la saciedad, hay menos molestias digestivas y tienes una mejor hidratación, ya que te das tiempo para consumir líquidos suficientes.


15. No pases mucho tiempo sentado

Salud 17

Cuando se trabaja en oficina, es complicado no mantenerse en la misma postura durante toda la jornada; sin embargo, es importante trabajar en ello para evitar problemas físicos y musculares. 

Lo recomendable es que cada determinado tiempo, en promedio, cada 45 minutos, te pares y camines un poco. Así también vas a descansar la vista, cambiar de posición y evitar contracturas en el cuerpo. 

Para no olvidar la noción del tiempo, puedes poner una alarma en tu celular y levantarte cada determinados minutos. Vas a ver que con este pequeño cambio en tus hábitos tu salud va a mejorar de manera significativa y vas a reducir molestias físicas. 

Estas modificaciones en tus hábitos pueden marcar la diferencia si te lo tomas en serio. El consejo que te damos es que los vayas adoptando poco a poco, para que no sea tan pesado y no abandones la intención rápidamente.

A veces, puede ser complicado organizarse y tener tiempo para todo, pero es sumamente importante cuidar de nosotros y rendir de manera más efectiva en todas las actividades que tenemos que desempeñar en nuestro día a día.

¿Qué esperas para comenzar a realizar estos pequeños cambios y mejorar tu salud? 




Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

lp-covid

La pandemia de COVID-19 ha provocado estragos en la salud y economía de las personas, por eso te compartimos algunas recomendaciones para prevenirlo.

Compártenos tus comentarios

¡Comparte!
¿Deseas encontrar la mejor manera de proteger a tu familia en todos los sentidos?
cta (2)