Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

Bienestar emocional: qué es y 10 consejos para alcanzarlo

14/marzo/2022

El bienestar emocional es una parte importante, ya que impacta nuestra perspectiva de vida, nuestra salud y nuestras relaciones. 

Muchas veces, nos centramos solo en lo físico o mental, pero no podemos dejar de lado lo relacionado con las emociones, que bien llevado nos conduce a sentimientos positivos y, por tanto, una mejor actitud y un mejor control de nuestra vida en general.

Vamos a profundizar en qué es el bienestar emocional, por qué es importante y cómo puedes alcanzarlo a través de los consejos que te daremos. 

Toma nota y llévalo a la práctica, pues el saber enfrentar los obstáculos de la vida diaria es mucho más efectivo cuando se es resiliente y se tiene confianza en la propia capacidad.

¿Qué es el bienestar emocional?

que-es-el-bienestar-emocional

El bienestar emocional es la capacidad que se tiene para producir emociones, estados de ánimo, sentimientos positivos y de adaptabilidad ante las adversidades y situaciones que pueden resultar estresantes o desafiantes.

Es lo que te permite enfocarte en lo positivo y manejar tus emociones y sentimientos negativos en panoramas que pueden no ser tan buenos o que representan retos. Solo de esta manera, se puede salir de esas circunstancias y seguir haciendo frente al día a día. 

¿Cuál es la importancia del bienestar emocional?

cual-es-la-importancia-del-bienestar-emocional

Aprender a conocer y reconocer nuestras emociones, tanto positivas como negativas, es clave para saber mejor qué circunstancias nos desencadenan determinados sentimientos, pensamientos y comportamientos, y cómo los expresamos o los dejamos fluir. 

Si no trabajamos en el bienestar emocional, lo más probable es que no sepamos canalizar lo que nos causa dolor o angustia y lo transmitamos en nuestro entorno, como la familia, vecinos, compañeros de trabajo, etcétera, haciendo que a ellos también les afecte.

Poner atención al bienestar emocional nos permite:

  • Recibir y ofrecer retroalimentación de forma sana.
  • Tener conversaciones (fáciles o difíciles) de manera controlada.
  • Crear y fortalecer nuestras relaciones interpersonales.
  • Entender que nuestros sentimientos, comportamientos y emociones no están mal. Lo importante es saber cómo responder ante ellos.
  • Tener sentimientos más positivos.
  • Estar mejor preparados ante situaciones de tensión o estrés.
  • Tener una mayor consciencia para saber cuándo y cómo pedir ayuda.
  • Verte a ti y a los demás sin tantos prejuicios. 

Ten en cuenta que todo lo emocional, social, espiritual, físico e intelectual está conectado y repercute en nuestra salud. 

Trabajar en aspectos físicos va a afectar también nuestras emociones, y también de forma inversa. Por ejemplo, al hacer ejercicio, liberamos dopamina y serotonina, que reduce el estrés y la ansiedad y nos ayuda a manejar mejor nuestros sentimientos y nuestras emociones.

Por esta razón, es sumamente importante trabajar en nuestro bienestar emocional, para tener mejor salud en todos los demás aspectos. 

Cómo alcanzar el bienestar emocional

como-alcanzar-el-bienestar-emocional

Ahora que sabes la importancia que tiene el bienestar emocional, debes saber que más que una meta, alcanzar el bienestar emocional es un proceso. 

Será más fácil para ti empezar este proceso a través de los siguientes consejos que te vamos a dar. Toma aquellos que consideres que funcionan para ti o que incluyen aspectos que debes trabajar y comienza a hacerlo cuanto antes.

1. Practica la atención plena

practica-la-atencion-plena

La atención plena es lo que te permite estar presente en el momento, es decir, en el aquí y ahora de forma consciente.

En muchas ocasiones, el estrés y el ritmo de vida nos hacen vivir en piloto automático sin saber exactamente qué hacemos y por qué lo hacemos.

Con esta práctica, podrás tener una participación más activa en tu vida, lo que te ayudará a mejorar tanto emocional como físicamente. 

Esto incluye: tener una alimentación más consciente, participar en cada actividad diaria con atención y sin estar pensando en otras cosas, etcétera. 

2. Prueba métodos para controlar el estrés

prueba-metodos-para-controlar-el-estres

Uno de los principales retos para alcanzar el bienestar emocional es superar el estrés y no dejar que nos controle. 

La recomendación es que pruebes distintas actividades antiestrés hasta que descubras aquella que se adapta a ti y te hace sentir bien, ayudándote a controlar estos episodios de frustración o de presión. 

Puedes dedicar 15-20 minutos al día a la meditación viendo videos en YouTube o con alguna aplicación móvil, salir a caminar para despejarte, hacer ejercicios de respiración ¡o lo que más te funcione! 

3. Realiza actividad física

realiza-actividad-fisica

Como te dijimos, todo está conectado. Al mejorar nuestro bienestar físico también tendremos beneficios en el nivel emocional, por eso es importante no descuidar este aspecto. 

Realiza algunas actividades que te ayuden a incrementar la producción de endorfinas, sustancia química que permite que nuestro cuerpo se sienta mejor y que impacta también en lo emocional, pues nos hace sentir mejor. 

Puede ser cualquier ejercicio que te guste, como bailar, caminar, correr, practicar algún deporte, ¡lo que sea que te active físicamente! 

4. Desarrolla tu inteligencia emocional

desarrolla-tu-inteligencia-emocional

Otro punto importante es trabajar en la inteligencia emocional. Esto nos permite no solo comprender mejor nuestras emociones y sentimientos, sino también gestionar de mejor manera nuestras relaciones y formas de comunicarnos en situaciones de conflicto. 

Todo esto ayuda al bienestar emocional en cuatro sentidos especialmente:

  • Autoconsciencia: reconocer nuestras fortalezas, debilidades, motivaciones.
  • Autogestión: identificar y controlar los impulsos negativos y adaptarnos mejor a esas situaciones de estrés.
  • Conciencia social: aprender a considerar los sentimientos ajenos y comprender el contexto en que se dan para ser empáticos.
  • Manejo de relaciones: negociar las emociones para entablar relaciones más reales y fuertes. 

5. Ten un diario para llevar registro de tu estado de ánimo

ten-un-diario-emocional-para-llevar-registro-de-tu-estado-de-animo

Hay muchas situaciones y cosas que pueden repercutir en nuestro estado de ánimo. Desde algún producto o alimento que consumamos hasta algún evento que desencadene una respuesta emocional específica. 

El problema es que, la mayoría de veces, ni siquiera reparamos en ello. No sabemos exactamente qué causó un cambio en nuestro ánimo. 

Precisamente, por eso es una buena estrategia que lleves un diario de tu estado de ánimo y tus emociones. Anota cada día cómo te sentiste y trata de identificar por qué o relacionarlo con los eventos vividos. 

Esto puede ayudarte a ir identificando patrones e ir cambiando comportamientos o anticipar tus respuestas emocionales. 

6. Vela por una vida equilibrada

vela-por-una-vida-equilibrada

El equilibrio es la clave de todo o casi todo y más cuando hablamos de dos aspectos importantes de nuestro día a día: el trabajo y la vida. 

Un mal manejo de lo laboral puede afectar sobremanera en nuestras relaciones personales, disminuir los momentos de convivencia, socialización, diversión y de relajación.

Para tener bienestar emocional, tienes que trabajar en un equilibrio entre el trabajo y tu vida personal. Reservar tiempo para actividades sociales o recreativas y tener la capacidad de poner límites en cuanto a las horas de trabajo. ¡No estés disponible las 24 horas del día! 

Estas dos acciones te ayudarán a tener un mejor equilibrio en todos los aspectos y verás cómo todo lo emocional será más positivo.

7. Comparte tus sentimientos y emociones con otros

comparte-tus-sentimientos-y-emociones-con-otros

Compartir y externar tus sentimientos y emociones es una muy buena práctica para trabajar nuestro bienestar emocional.

Algunas veces, no lo hacemos porque pensamos que solo vamos a afectar a otros con nuestros problemas, pero hacerlo te ayudará a tener un mejor manejo de esos sentimientos y a tener otros panoramas sobre las situaciones que enfrentas.

Hablar con otros nos ayuda a liberarnos y desestresarnos. Aunque no recibamos consejos, el simple hecho de desahogarnos es benéfico para nosotros.

No tiene que ser con amigos o familiares. Si tienes miedo de ser juzgado, puedes acudir a algún grupo de apoyo. Tendrás la oportunidad de comprender mejor tus sentimientos al compartirlos. 

8. Considera recibir ayuda profesional

considera-recibir-ayuda-profesional

Nunca está de más buscar ayuda profesional cuando se necesita. Hay asistentes sociales o psicólogos que pueden guiarte para que mejores tu capacidad de hacer frente a las emociones fuertes o al estrés. 

Busca a alguien con quien realmente te sientas cómodo trabajando y que te inspire confianza para que puedas abrirte y tratar todo aquello que está obstaculizando y afectando tu bienestar emocional.

Ir con profesionales muchas veces es la opción más acertada e inteligente, así que si lo necesitas, hazlo. Sin miedo ni prejuicios. 

Muchas personas desestiman la importancia que tiene la salud mental y consideran que más que una inversión es un gasto innecesario, pero la realidad es que no es así. 

Si quieres reducir costos y atender de forma óptima este aspecto tan importante, lo puedes cubrir por medio de un seguro de salud. Algunos incluyen este tipo de servicios, por lo que estarás blindado en todos los aspectos. 

9. Duerme bien

duerme-bien

Descansar bien y tener una mejor calidad de sueño aumenta nuestras probabilidades de sentirnos mejor cuando estamos despiertos y activos. 

Trabaja para establecer una rutina en cuanto a la hora para dormir, limita la cantidad de cafeína que consumes en el día y trata de no comer en exceso antes de acostarte para que puedas descansar más rápido y mejor. 

Con 7 u 8 horas de sueño al día sin interrupciones, puedes ir mejorando tu bienestar emocional, ya que no descansar bien te vuelve más vulnerable al estrés y a la ansiedad. 

Incluso, un estudio realizado en 2018 señala que malos hábitos de sueño pueden provocar pensamientos negativos más repetitivos y que estar cansado puede hacer que seamos más reactivos emocionalmente.  

10. Da la bienvenida a todas tus emociones

da-la-bienvenida-a-todas-tus-emociones

Un error que comete la mayoría es negar o no querer vivir o experimentar emociones negativas. A veces, las personas las interiorizan y creen que lo mejor es ocultarlas y no darles importancia, en vez de hacerles frente. 

Lo mejor siempre es aceptarlas y reconocerlas como algo natural para poder trabajar en ellas, darles solución y poder trabajar en nuestro bienestar emocional, pues las cosas nunca serán perfectas y tenemos que saber mediar y responder a esto. 

¡Mejora tu bienestar emocional y potencia los demás aspectos de tu vida!

mejora-tu-bienestar-emocional-y-potencia-los-demas-aspectos-de-tu-vida

La salud emocional es sumamente importante para lograr el bienestar general. Si crees que algo no está funcionando y no te sientes bien, considera aplicar todos los consejos que te dimos y trabajar de la mano de un profesional. 

Te darás cuenta de cómo todo lo demás mejorará a la par que tus emociones y tus pensamientos. No quiere decir que todo será positivo ni bueno, pero tus armas para enfrentar las adversidades serán mejores y tus capacidades también.

¡Es momento de trabajar no solo en lo exterior, sino también en lo interior! Lleva el cambio de adentro hacia afuera. El proceso no es sencillo, pero siempre vale la pena. 

Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

5_tips

Conoce las claves para mantenerte a salvo del coronavirus y cuides tu salud y la de tu familia.

Compártenos tus comentarios

¡Comparte!
Artículos relacionados
Descarga gratis
laptop-img