Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

Qué son los trastornos alimenticios: tipos, síntomas, causas y prevención

13/junio/2022

A pesar de que los trastornos alimenticios se relacionan, evidentemente, con la comida, en realidad, van mucho más allá. Son condiciones de salud mental muy complejas, que muchas veces requieren de la ayuda de expertos en medicina y psicología.

Desgraciadamente, es un mal que continúa creciendo entre hombres y mujeres. De acuerdo con National Eating Disorders Association  (NEDA), en Estados Unidos, aproximadamente 10 millones de hombres y 20 millones de mujeres han padecido algún trastorno alimenticio en algún momento.

Si quieres conocer qué son los trastornos alimenticios, cuáles son los más comunes y sus síntomas para prevenirlos, te lo explicamos.

¿Qué son los trastornos alimenticios?

que-son-los-trastornos-alimenticios

Los trastornos alimenticios son un conjunto de condiciones psicológicas que causan malos hábitos y comportamientos relacionados con lo alimentario. Generalmente, surgen por la obsesión por la comida, el peso corporal y el físico, y provocan pensamientos y emociones angustiosas.

Si no se tratan o detectan a tiempo, pueden ocasionar condiciones muy graves, afectando la función social, psicológica y física de quienes los padecen, o hasta la muerte. 

Es normal que las personas se preocupen por su salud y su apariencia, pero la fijación excesiva en ello crea una obsesión que puede afectar su mente y su vida de manera muy importante. Es aquí cuando deja de ser saludable y se puede caer en trastornos alimenticios.

Tipos de trastornos alimenticios

Existen varios tipos de trastornos alimenticios. Todos ellos son serios, por lo que se deben conocer y ver de qué manera detectarlos a tiempo. 

Vamos a explicar brevemente cada uno.

1. Anorexia nerviosa

anorexia-nerviosa

La anorexia nerviosa es considerada la más mortal de todos los trastornos alimenticios, según expertos. 

Las personas que padecen este trastorno suelen tener una severa restricción de alimentos y, en ocasiones, realizar demasiado ejercicio y demás acciones para mantener su cuerpo en “buen estado”. 

Algunas características de la anorexia nerviosa son:

  • Miedo irracional a aumentar de peso
  • Pérdida de peso rápida y mantener bajo peso constantemente
  • Amenorrea (pérdida del periodo en las mujeres) por su bajo nivel de grasa
  • Aspecto muy delgado, llegando a ser preocupante
  • Fatiga e insomnio
  • Mareos o desmayos 
  • Pérdida de cabello o cabello quebradizo 
  • Piel seca
  • Ritmo cardíaco irregular

No hay causas establecidas, pero hay varios factores que pueden hacer que las personas se vuelvan anoréxicas: 

  • Cambios genéticos o biológicos, como tendencia al perfeccionismo y sensibilidad.
  • Factores psicológicos, como una personalidad obsesiva compulsiva, que los hacen seguir dietas estrictas.
  • Factores de entorno, como la cultura que motiva los cuerpos irreales o demasiado perfectos de las mujeres. 
  • Cambios o transiciones importantes: terminar una relación afectiva, cambiar de trabajo u otro escenario de estrés o miedo. 

2. Bulimia nerviosa

bulimia-nerviosa

Contrario a la anorexia, en este caso, las personas comen cantidades exageradas de comida y luego las eliminan a través del vómito, el ejercicio excesivo o pastillas para adelgazar o laxantes. 

La repetición de esta conducta: atracones y eliminación de los mismos puede hacer que el cuerpo sufra muchas consecuencias y se ponga en riesgo. 

Los síntomas son:

  • Preocupación, llegando a la obsesión, por el peso y la forma corporal
  • Miedo excesivo a aumentar de peso
  • Episodios o atracones de comida en un momento del día
  • Falta de control en los atracones: sienten que no pueden dejar de comer ni controlar lo que consumen
  • Usar diuréticos o enemas después de comer
  • Hacer ayuno, restringir las calorías o evitar alimentos entre atracones

Se desconocen a fondo las causas de la bulimia nerviosa, pero hay varios factores que pueden detonar este trastorno alimenticio, como:

  • Cuestiones genéticas
  • La biología
  • Salud emocional (depresión, ansiedad)
  • Expectativas sociales 

3. Dismorfia muscular

dismorfia-muscular

Este trastorno alimenticio, a diferencia del resto, afecta más a hombres que a mujeres y se caracteriza por generar una obsesión con la musculatura y el aspecto físico. 

Las personas que lo padecen desarrollan una obsesión por obtener la forma perfecta de los músculos, buscando siempre estar cada vez más magros (con menos grasa), llegando a extremos que no son saludables. 

Los signos más observados son:

  • Obsesión por ganar más músculo
  • Llevar a cabo monitoreos excesivos de composición corporal
  • Regímenes muy estrictos de dieta y ejercicios, que resultan difíciles de mantener o que causan angustia
  • Insatisfacción con la apariencia de los músculos y su tamaño
  • Evitar situaciones que impliquen exposición corporal por no concebirse bien físicamente

Las causas de la dismorfia corporal se relacionan con tres detonantes principales:

  • Las presiones sociales y las representaciones de la imagen corporal masculina ideal 
  • Una consecuencia de un trastorno obsesivo-compulsivo anterior
  • Se ha relacionado con personas que han sufrido abuso físico, psicológico o sexual 

4. Trastorno por atracón compulsivo (BED, por sus siglas en inglés)

trastorno-por-atracon-compulsivo-bed

El trastorno por atracón compulsivo implica atracones de grandes cantidades de comida en un periodo muy corto, los cuales llevan, posteriormente, a sentimientos negativos, como culpa, vergüenza y arrepentimiento. 

Se diferencia de la bulimia porque BED no supone ningún tipo de acción de purga, como vómitos o uso de laxantes, lo que provoca que haya un aumento de peso significativo y la condición empeore. 

Los síntomas de este trastorno alimenticio son:

  • Episodios de atracones con grandes cantidades de comida en un corto tiempo.
  • Sentirse fuera de control en cuanto a lo que se come y cuánto se come.
  • Querer comer o comer aunque no exista hambre o se esté demasiado lleno.
  • Comer solo o a escondidas de manera frecuente.
  • Sentir culpa, vergüenza o enojo por los hábitos alimenticios que se tienen.
  • Hacer dietas sin obtener resultados. 

Las causas de BED son las mismas que otros trastornos alimenticios: problemas psicológicos, biológicos o genéticos.

5. Trastorno por evitación o restricción de ingesta de comida

trastorno-por-evitacion-o-restriccion-de-ingesta-de-comida

Este trastorno alimenticio se diferencia de la anorexia porque, si bien se deja de comer y no se alcanzan los requerimientos nutricionales diarios, las razones para hacerlo son otras: desinterés en alimentarse y no por miedo a aumentar de peso. 

En este caso, se evitan algunos alimentos por características sensoriales: color, textura, sabor o aroma. Incluso, algunas personas caen en este trastorno por miedo irracional a atragantarse mientras comen. 

Los síntomas del trastorno por evitación son:

  • Pérdida significativa de peso o problemas para aumentar de peso desde la niñez
  • Deficiencia de nutrientes en el cuerpo
  • Mareos o náuseas
  • Desmayos
  • Dependencia con suplementos alimenticios 
  • Disfunción social

Cómo prevenir los trastornos alimenticios

No existe fórmula mágica que permita evitar caer en trastornos alimenticios, pero sí hay algunas recomendaciones que pueden ayudarte a que estos no te afecten en ningún momento de tu vida. Tómalos en cuenta.

1. Elimina de tu vida la noción de dietas

elimina-de-tu-vida-la-nocion-de-dietas

Las dietas han adquirido un peso negativo a lo largo de los años, cuando no debería ser así, pues realmente todo lo que comemos (sin importar si nos nutre o no) forma parte de nuestra dieta. 

Mejor enfócate en nutrir tu cuerpo, darle lo que necesita para estar sano y trata de lidiar con las presiones sociales sobre el peso o el tamaño corporal. Eres más que el aspecto de tu cuerpo. Si tienes problemas con esto, acude con un profesional en nutrición y un psicólogo.

2. Adquiere conciencia sobre los trastornos alimenticios

adquiere-conciencia-sobre-los-trastornos-alimenticios

Tomar conciencia sobre los distintos tipos de trastornos alimenticios ayudará a que puedas detectar si tú o alguien cercano está cayendo en alguno. 

Además, te ayudará a evitar actitudes erróneas sobre la comida, como las restricciones, tu peso, la forma de tu cuerpo y otros aspectos importantes que pueden detonar un trastorno. 

Apenas identifiques una señal, busca ayuda para que no caigas en ello y procures tu bienestar emocional y físico. 

3. Si lo necesitas, toma terapia

si-lo-necesitas-toma-terapia

Si tienes pensamientos negativos sobre tu cuerpo o puedes reconocer que has adoptado creencias o ideas falsas sobre la delgadez y la pérdida de peso, pensando que son lo mejor, y que la grasa corporal es lo peor, lo mejor es que consideres tomar terapia o asesoría.

Siempre es posible buscar la raíz de esos pensamientos y entender por qué los tenemos. Así será mucho más sencillo trabajar para retomar el camino del bienestar mental y emocional. 

Todo se puede revertir si se tiene la disposición y si se hace una buena elección del profesional que nos brinde acompañamiento. 

4. No categorices los alimentos como “buenos” o “malos”

no-categorices-los-alimentos-como-buenos-o-malos

Evita la práctica tan común y dañina de categorizar alimentos como “buenos” o “malos” o “saludables” y “no saludables”. 

Una dieta balanceada tiene que incluir todos los grupos de alimentos: proteínas (carnes, pescados, embutidos), carbohidratos (avena, tortillas, pan), frutas, verduras y grasas no saturadas (aguacate, aceite de oliva, nueces). 

Además de esto, siempre es saludable disfrutar de otro tipo de alimentos con moderación. La clave siempre está en el balance, así que no debes sentirte mal si algún día te das un gusto. No pasa absolutamente nada.

5. Evita juzgar a los demás 

evita-juzgar-a-los-demas

Es importante trabajar para dejar el hábito de juzgar a los demás y a ti mismo en función del peso o de la forma del cuerpo. No es sencillo, pero es clave que comiences a trabajar en ello para prevenir trastornos alimenticios tanto en ti como en otros.

Nunca sabes cuánto puede afectar a otro un comentario hacia su físico, así que ten mucho cuidado y no des opiniones que no se han solicitado. 

Si te cuesta dejar de hacerlo, la terapia puede ser la solución. Reconoce este problema y busca ayuda profesional, es el mejor método. 

Consejos para prevenir los trastornos alimenticios en hijos

Ahora, veamos como padre cómo puedes ayudar a prevenir trastornos alimenticios en tus hijos. Así estarás más alerta y podrás detectar las señales más tempranas. 

1. Sé una figura a seguir

se-una-figura-a-seguir

El primer modelo que siguen los niños son los padres, incluso, aunque no te des cuenta. Por ello, es importante que siempre trates los temas relacionados con el físico o el peso de manera cautelosa. 

Examina tus pensamientos, tus actitudes y tus comportamientos hacia tu cuerpo. Si detectas que no estás conforme, que hay baja autoestima y que sueles ser autocrítico o criticar a los demás, trabaja en ello; si no, tu hijo va a aprender a hacerlo y esto puede ocasionar trastornos alimenticios. 

Trata de tener prácticas saludables en cuanto a alimentación, actividad física y una buena relación contigo mismo. Y evita a toda costa hacer comentarios negativos sobre el físico de tus hijos. 

Mejor, si detectas algún problema de sobrepeso, motívalo para que realice algún deporte, pero sin mencionar que debe perder peso, sino más bien activarse, convivir con otras personas y tener momentos divertidos.

2. Habla con tus hijos

habla-con-tus-hijos

Infórmate sobre los trastornos alimenticios y habla con tus hijos sobre el tema y lo peligroso que puede ser tratar de cambiar su cuerpo a través de métodos no saludables ni sostenibles. 

En caso de que notes alguna actitud negativa en este sentido, trata de mostrarles soluciones más factibles, como planear mejor las comidas y que sean más balanceadas, realizar actividad física regular o, incluso, acudir a terapia si el problema es más severo.

Cocina y come con ellos las veces que puedas y reserva tiempo para actividades físicas divertidas, como nadar, hacer excursiones u otro tipo de ejercicio en conjunto. 

3. Desarrolla el autoestima de tus hijos

desarrolla-el-autoestima-de-tus-hijos

Anima y motiva a tus hijos para que formen parte de actividades deportivas, sociales o intelectuales que les permitan desarrollar el autoestima y el respeto por sí mismos. 

Velar por un sentido integral es clave para que tenga una buena autoestima, siendo menos probable que tenga problemas y desarrolle trastornos alimenticios para buscar sentirse mejor. 

Algunas acciones que pueden ayudar son:

  • Ayudar a tus hijos a aprender cosas (vestirse, andar en bicicleta)
  • Motivarlos a hacer ellos mismos las cosas aunque cometan errores. Siempre hacer énfasis en lo que han hecho bien y no en sus errores. 
  • Elogiar a tus hijos pero prudentemente. Solo no abuses de ello porque puede ser contraproducente. 

Conclusiones

conclusiones

Los trastornos de alimentación son difíciles de controlar y de superar en solitario, por eso es muy importante detectarlos a tiempo para que se obtenga la ayuda médica y psicológica necesaria y se pueda salir adelante.

Si padeces algún tipo de trastorno alimenticio o notas señales de personas cercanas, lo mejor es que acudas con los profesionales. Y qué mejor que si tienes un seguro de salud, pues te ayudará a llevar mejor el proceso y a tener acceso a los mejores especialistas.

Adquirir un seguro de salud siempre es una buena opción porque te ayuda a anticiparte a escenarios negativos y solucionarlos de manera más ágil, sin que esto suponga poner en riesgo tu salud financiera.

Protégete y protege a los tuyos con un seguro médico y garantiza su correcto desarrollo y la detección temprana de problemas psicológicos relacionados con su cuerpo o su físico en general. 

En EBA Insurances, contamos con asesores que te ayudarán a saber cuál es el mejor seguro para ti y para tu familia, ¡ponte en contacto con nosotros! 

Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

5_tips

Conoce las claves para mantenerte a salvo del coronavirus y cuides tu salud y la de tu familia.

Compártenos tus comentarios

¡Comparte!
Artículos relacionados
Descarga gratis
laptop-img