Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

10 preguntas comunes sobre los seguros de salud

14/abril/2021

 

Los seguros de salud proporcionan estabilidad financiera, sobre todo, en momentos de crisis como los que se han vivido en los últimos meses en todo el mundo. Por ello, es un excelente momento para pensar en adquirir uno.

Para ello, primero debes informarte al respecto y como queremos ayudarte en este proceso, decidimos traer para ti este artículo sobre las 10 preguntas comunes acerca de los seguros de salud.

fichas con imágenes de salud

1. ¿Puedo acceder a todas las coberturas desde el primer día?

Generalmente, las aseguradoras suelen establecer un “periodo de carencia” para algunos servicios o estudios de mayor complejidad como cirugías, hospitalizaciones y pruebas de alto diagnóstico como resonancias. 

Estas coberturas son las mínimas comparadas con las que sí tienes acceso desde el momento en que contratas la póliza del seguro de salud, como acceso a especialistas, análisis de sangre, radiografías, entre otros. 

El periodo de carencia hace referencia al tiempo que debe transcurrir desde la fecha de contratación de la póliza y el día en que ya se puede acceder a determinadas pruebas. Este lapso va a depender siempre de la aseguradora que elijas. 

La razón por la que existe el periodo de carencia es para que las compañías aseguradoras tengan la certeza de que no contratas la póliza sólo para atender una patología que padeces en el momento de la contratación, sino para cubrir lo que pueda ocurrir en el futuro. 

Manos de medico y paciente estrechándose

2. ¿Necesito autorización previa para algunas pruebas médicas?

El seguro de salud te brinda amplias  coberturas, según el tipo de póliza contratada y las condiciones incluidas en el contrato. Es tu obligación conocer los procesos que debes seguir en cada uno de los escenarios. 

En la mayoría de los casos, sí se necesita una autorización previa para pruebas, como las diagnósticas y algunos tratamientos e intervenciones quirúrgicas. Dependiendo de la compañía, puede ser un requisito indispensable para rehabilitaciones y fisioterapia, hospitalizaciones, tratamientos de cardiología y oncología, entre muchas otras pruebas. 

Las aseguradoras tienen que explicarte cuáles son todas las pruebas para las que debes pedir autorización previa y también informarte sobre las vías para que puedas llevar a cabo el trámite de una forma más cómoda en cualquier sitio y momento del día en que se requiera.

mujer médico y mujer paciente

Cuando el procedimiento haya finalizado, la aseguradora tiene que darte un documento de autorización, que debes presentar al médico responsable de la prueba en cuestión. 

No todas las pruebas requieren previa autorización, únicamente aquellas que son más especializadas. En el caso de consultas, análisis clínicos básicos, radiologías simples y ecografías, generalmente, suelen hacerse sin mayor problema y sin necesitar este trámite. 

Las autorizaciones previas tienen su razón de ser, pues permiten controlar que las garantías a las que el asegurado quiere acceder están incluidas en su póliza, si se trata de una prueba relacionada con una enfermedad preexistente, si hay cuotas pendientes, si no ha superado los límites de su seguro, entre otras cuestiones importantes. 

Laboratorio clínico

3. Si una compañía me niega el seguro de salud, ¿puedo intentarlo con otra?

Sí puedes intentarlo con otra, pues estás en tu derecho. Sin embargo, lo más probable es que recibas la misma respuesta negativa. ¿Por qué? Porque existen bancos de información médica compartida a los que las compañías tienen acceso.

Por ello, es muy probable que la nueva aseguradora también rechace tu solicitud. Aun así, es importante mencionar que puedes intentarlo, pues cada empresa de seguros tiene sus propias condiciones, por lo que podría haber alguna oportunidad de llegar a acuerdos y que tú puedas firmar la póliza y quedar asegurado. 

Aquí lo más importante es que te informes muy bien al respecto con las compañías con las que te interesa quedar asegurados y verifiques si es posible acceder a alguna póliza con ellos. 

Mujer negando servicio a hombre

4. ¿Es posible elegir médico con un seguro de salud?

Sí, la mayoría de las compañías de seguros te brinda libertad de elegir el médico que tú desees que te atienda, así como de gestionar tus consultas, pruebas y revisiones. 

Gran parte de las aseguradoras cuenta con un cuadro médico o guía en la que puedes ver a todos los profesionales con los que puedes recibir atención y con base en lo que necesites y te informes, puedes elegir al que prefieras.

Generalmente, estas guías o listas son extensas y te permiten elegir dentro de tu zona de residencia entre varios profesionales de una misma especialidad y distintos centros de atención, como clínicas y hospitales. 

Es más que probable que encuentres el especialista que estás buscando o que necesitas.

Equipo de médicos

5. ¿Puedo atenderme en el extranjero?

La respuesta a esta pregunta sobre los seguros de salud depende del tipo de póliza que decidas contratar. Los seguros de salud internacionales te brindan la posibilidad de recibir atención médica en donde tú desees o los requieras.

En los seguros de salud convencionales tienes que tener en cuenta que hay una diferencia entre ir al extranjero concretamente a atender una enfermedad o a someterte a una intervención y sufrir alguna emergencia estando allí de viaje, por ejemplo. 

Ambas situaciones pueden quedar cubiertas dentro de un seguro de salud, pero esto va a depender de la póliza que contrates. Los seguros que incluyen atención en diferentes partes del mundo y que cubren emergencias suelen ser más costosos. 

Médico con fondo de banderas

6. ¿Por qué incrementa la prima del seguro de salud cada año?

La prima de los seguros de salud y, en general, de cualquier seguro aumenta cada año debido a diferentes factores como:

  • Edad del asegurado: a mayor edad, mayor costo
  • Inflación nacional y específica del sector
  • Siniestralidad general
  • Total de gastos cubiertos de los asegurados

Generalmente, cuando se contrata un seguro de salud las condiciones estipuladas en el mismo se mantienen durante un periodo, establecido en el contrato. Los acuerdos suelen tener una vigencia de 12 meses desde el momento en que se firma o finalizan cada año el 31 de diciembre sin importar cuándo fue contratado.

Lo anterior quiere decir que, por ejemplo, puedes contratar un seguro de salud en agosto y el 31 de diciembre, por ser el término del año natural, puede haber un incremento en la prima según los factores mencionados en la lista anterior. 

Es importante que te informes sobre la vigencia de las condiciones para evitar sorpresas poco gratas al contratar un seguro de salud. 

Pareja siendo asesorada

7. ¿Puedo contratar un seguro de salud si padezco alguna enfermedad?

La respuesta va a depender de diferentes factores, como la póliza que se quiere contratar, la enfermedad que se padece y la compañía que va a prestar el servicio. 

La mayoría de las compañías de seguros suelen tener entre sus trámites el llenado de un cuestionario en el que debes indicar si has sufrido o sufres alguna enfermedad o lesión o si has sido intervenido por alguna razón. 

Lo más importante es que seas absolutamente honesto para evitar que la póliza se cancele posteriormente. Actualmente, muchas aseguradoras ofrecen una serie de productos que se adaptan a tus circunstancias y padecimientos. 

Estas dolencias o enfermedades se denominan preexistencias y pueden ocasionar que se te niegue la oportunidad de contratar un seguro de salud, pero no siempre ocurre así. 

Lo que puedes hacer es realizar una comparativa entre los productos que existen actualmente en el mercado y contratar el seguro de salud que mejor se adapte a tus condiciones. Es probable que el costo se eleve, dependiendo de tus padecimientos, pero sí hay posibilidades de que tengas derecho a contratar un seguro de salud aun con preexistencias. 

Mujer joven firmando por servicio de salud recibido

8. ¿Un adulto mayor puede adquirir un seguro de salud?

Gran parte de las aseguradoras establece una edad límite en sus políticas de aceptación, la cual generalmente es hasta los 64 años, debido a que conforme se cumplen más años, es más probable que se sufran padecimientos. 

En caso de que te encuentres en el límite de edad, la institución de seguros te va a someter a un proceso de selección riguroso para conocer cómo te encuentras de salud, qué enfermedades padeces, a cuáles eres propenso y cuáles estás próximo a contraer.

Lo recomendable es que compres el plan con anterioridad, de esta manera, puedes conservar el seguro de salud por el tiempo que quieras, siempre y cuando te mantengas al corriente en el pago de las primas.  

Los seguros de salud para personas mayores de 60 años suelen ser más costosos y contar con coberturas específicas para este grupo de personas vulnerables. Entre ellas, se encuentran: consultas médicas especializadas, consultas a domicilio, chequeos de salud frecuentes, pruebas de laboratorio a domicilio y enfermeras.

Las aseguradoras están en todo su derecho de someterte a diferentes exámenes médicos y tomar la decisión final dependiendo de los resultados. Asimismo, dependerá de ti si aceptas o no, en caso de que seas candidato, el costo de la póliza. 

Mujer mayor firmando póliza de seguro

9. ¿El seguro de salud cubre cirugías estéticas?

No, los seguros de salud no brindan esta cobertura; solo puede darse en casos especiales, debido al alto costo que representan. Las pólizas únicamente cubren estos gastos cuando existe algún problema de salud detrás, como un accidente o padecimiento. 

La cirugía reconstructiva o reparadora se refiere a una intervención que se encarga de enmendar posibles daños físicos provocados por un accidente, enfermedad u operación. El objetivo de esta es mejorar la calidad del paciente a nivel corporal. 

En este caso, sí puede incluirse en las coberturas del seguro de salud, pues no se trata de un acto únicamente banal sino que repercute en el día a día del asegurado y lo imposibilita en algún sentido. 

Para saber si el seguro de salud contratado cubre estos padecimientos, es importante que veas las cláusulas de la póliza y, si aún no lo contratas, preguntes de manera directa a los asesores para que no tengas ninguna duda al respecto.

Consulta de medicina estética

10. Si quiero contratar un seguro de salud, ¿debo someterme a exámenes médicos?

Esto va a depender de la compañía con la que desees contratar el seguro de salud. Algunas te piden presentar un reconocimiento médico para verificar el estado de salud en que te encuentras y otras, que llenes un cuestionario en el que debes especificar las dolencias anteriores o enfermedades que padeces o padeciste. 

Asimismo, existen algunos productos en los que no te exigen entregar ningún tipo de documentación relacionada con esto. Tienes que consultar con la aseguradora los procedimientos a seguir antes de saber si eres candidato o no a una póliza de salud. 

A partir de los resultados de los estudios médicos, generalmente, se decide si puedes adquirir un seguro de salud y, en caso de padecer dolencias o enfermedades, puede ocurrir que aumente el precio de la prima por el riesgo que representa para la aseguradora. 

Asesoría sobre seguros de salud

 

En caso de que solo se requiera llenar un cuestionario, es muy importante que seas totalmente honesto acerca de lo que conoces de tus padecimientos, pues de no ser así, la compañía puede cancelar tu seguro y quedarías totalmente desprotegido sin ningún tipo de garantía. 

Incluso, en algunos casos, también pierdes el derecho a recibir algún tipo de reembolso por parte de la aseguradora, pues las irregularidades suelen ser penadas. 

Lo mejor es siempre aceptar un pequeño incremento en tu póliza, pero teniendo la certeza de que vas a estar protegido sin importar el panorama que se presente. 

 

Seguro de salud

Conclusión

Adquirir un seguro de salud es una inversión muy importante, que se ha convertido, incluso, en una necesidad de primera clase por todos los beneficios que aporta a la vida de las personas. 

Si bien en algunos países la atención médica pública es de buena calidad, muchas veces están saturados los hospitales, lo que implica una larga lista de espera que puede ser determinante para ciertos padecimientos. 

Viendo el panorama que se vive actualmente por la emergencia sanitaria se vuelve aún más relevante contratar un seguro de salud para estar siempre tranquilos y protegidos ante cualquier evento desafortunado que pudiera surgir, ¿no crees?

En caso de que tengas dudas sobre el producto que deseas contratar, te aconsejamos que pidas una asesoría personalizada; estas no suelen tener costo y pueden ayudarte a resolver cualquier pregunta que tengas acerca de tu póliza antes, durante y después de contratarla.

10 preguntas comunes sobre los seguros de salud

 

Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

cta image-01

¿Quieres saber cómo proteger a tu familia ante la COVID-19 que azota al mundo entero?, enterate en este manual

Compártenos tus comentarios