Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

Tipos de sangre que existen: ¿a quién puedo donar y de quién puedo recibir?

15/septiembre/2022

Aunque la sangre es un recurso renovable del cuerpo humano, en algunas ocasiones es necesario realizar una transfusión porque la cantidad producida por la persona no es la suficiente que se requiere para mantener el cuerpo en buen estado.

La donación de sangre salva vidas, pero según datos de la Organización Mundial de la Salud sólo 10 de cada 1000 personas dona de manera voluntaria y no remunerada. 

Para conocer los tipos de sangre que existen, a quién puedes donar, de quién puedes recibir y otras peculiaridades sobre la sangre, te invitamos a seguir leyendo el siguiente contenido, donde se explicará a mayor detalle el tema.

¿Qué es la sangre?

que-es-la-sangre

La sangre es un tejido vivo liquido de color rojo que circula por todo el organismo por medio de venas y arterias, constituido por eritrocitos (globulos rojos), leucocitos (globulos blancos), plaquetas y plasma. 

El aparato circulatorio es el medio por el cual la sangre cumple con sus funciones principales que son llevar oxígeno, nutrientes, hormonas, combatir infecciones, cicatrizar heridas y eliminar desechos de los tejidos y órganos.

Un adulto promedio tiene alrededor de 5 litros de sangre en el cuerpo, la cual constantemente se está fabricando en la médula ósea, debido a que las células que componen el tejido tienen un tiempo limitado de vida. 

La producción de sangre depende de las situaciones de salud en las que se encuentre la persona, si el cuerpo requiere combatir una infección produce mayor cantidad de glóbulos blancos, si se presenta una hemorragia la producción de glóbulos rojos es la que aumenta.

Aunque los componentes y funciones de la sangre son iguales para todos los seres humanos, no todos tienen el mismo tipo de sangre ni son compatibles entre sí.  

Grupos sanguineos

grupos-sanguineos

Los tipos de sangre se dividen de acuerdo a los antígenos de los glóbulos rojos que indican con cuál grupo somos compatibles, ya que nuestro organismo produce anticuerpos para combatir los antígenos ajenos al identificarlos como amenaza.

Existen dos tipos de antígenos el A y el B, los cuales dan origen a los primeros dos tipos de sangre y producen anticuerpos para el grupo contrario, es decir A no puede donar sangre para B y viceversa. El grupo AB tiene ambos antígenos y el grupo O no los tiene.  

Una vez identificado el antígeno que contiene la sangre, se subdivide ahora en función de la presencia o ausencia del Rh, una proteína que ayuda a identificar el tipo de sangre como “positiva (+)” o “negativa (-)”, generando los grupos sanguíneos: A+, A-, B+, B-, AB+, AB-, O+ y O-.

La clasificación de los tipos de sangre es importante debido a la compatibilidad o rechazo que el sistema inmune puede presentar frente a una donación de sangre haciendo que esta sea exitosa o fracase.

El sistema inmunitario constantemente realiza una revisión de los antígenos que presenta el cuerpo para cerciorarse de que son nuestros y son los correctos.

Si en una transfusión sanguínea se administra un tipo de sangre con antígenos diferentes a los nuestros automáticamente el sistema los rechaza y los identifica como amenaza comenzando a combatirlos hasta terminar con ellos, haciendo que la transfusión sea un fracaso.

Compatibilidad de los grupos sanguíneos

compatibilidad-de-los-grupos-sanguineos

A continuación explicamos la compatibilidad de los tipos de sangre para saber a qué grupo le puedo donar sangre de acuerdo al tipo que tengo y de quién puede recibir, puesto que algunos tipos son donadores universales pero sólo pueden recibir y otros son receptores universales pero sólo pueden donar a un tipo específico. 

Tipo A+

El tipo de sangre A+, puede donar a A+ y AB+, pudiendo recibir sangre y células que sean del tipo A+, A-, O+ y O-.

Tipo A-

Las personas que tienen sangre tipo A- pueden donar a A+, A-, AB+ y AB- pero sólo pueden recibir transfusiones sanguíneas de A- y O-.

Tipo B+

El tipo B+ puede donar sangre para su mismo tipo (B+) y AB+, siendo compatible para recibir células que sean tipo B+, B-, O+ y O-.

Tipo B-

Cuando se tiene sangre de tipo B- se pueden realizar donaciones a los grupos B+, B-, AB+ y AB-, pero sólo se pueden recibir transfusiones del mismo grupo (B-) y O-.

Tipo AB+

Tener sangre AB+ reduce las probabilidades de donaciones, pues sólo se puede donar para el mismo tipo AB+, mientras que se es un receptor universal, es decir, que se le pueden administrar células de cualquier grupo A, B u O y coincidirá perfectamente. 

Tipo AB-

AB- puede donar sólo al grupo AB+ y AB-, mientras puede recibir únicamente de los grupos negativos A-, B-, AB- y O-.

Tipo O+

El tipo de sangre O+ puede donar a todos los grupos positivos A+, B+, AB+ y O+, pero sólo puede recibir de su mismo grupo sanguíneo: O+ y O-. 

Tipo O-

Las personas que tienen sangre tipo O- son donadoras universales, es decir que todos los grupos sanguíneos son excelentes receptoras de sus células, sin embargo sólo puede recibir transfusiones de su mismo tipo O-.

La compatibilidad de los grupos depende enteramente de los antígenos que fabrica nuestro cuerpo lo cual es importante para las transfusiones sanguíneas que se deban realizar por alguna situación médica de emergencia.

Donación de sangre

donacion-de-sangre

Aunque la sangre es un recurso renovable del cuerpo humano, debido a intervenciones quirúrgicas, accidentes o padecer enfermedades crónicas, la cantidad producida por la médula ósea no es suficiente y se deben realizar transfusiones sanguíneas para mantener la cantidad necesaria en el cuerpo. 

Cuando una persona dona sangre se pueden separar los componentes de la misma para hacer transfusiones de acuerdo a las necesidades de cada paciente, ya sea que requiera plaquetas, glóbulos rojos o blancos o factores de coagulación.

Es necesario conocer el tipo de sangre que tenemos y tener una idea general de los tipos que existen y la compatibilidad que tienen nuestro tipo con los demás pues en caso de no aceptar la sangre, nuestro cuerpo puede reaccionar de maneras agresiva poniendo en riesgo nuestra salud.

Incompatibilidad de antígenos 

incompatibilidad-de-antigenos

Cuando se realiza una transfusión sanguínea o de cualquier tipo, es importante conocer la relación de los antígenos con las nuevas células y las que contiene nuestro cuerpo puesto que de haber un rechazo, la respuesta del cuerpo puede ser agresiva, poniendo en riesgo la vida.

Al combatir las nuevas células que son interpretadas como amenaza por el sistema inmune, se puede causar fiebre, escalofríos, hipertensión o hipotensión o insuficiencias en los sistemas respiratorios o renales.

Para combatir las células ajenas al cuerpo, la sangre se suele aglutinar provocando coágulos de sangre que pueden obstruir los vasos sanguíneos o romperse filtrando contenido tóxico. Las reacciones alérgicas pueden aparecer dentro de las primeras 24 hrs o pueden tardar hasta 28 días. 

Por todo lo anterior, el personal de salud debe realizar múltiples pruebas antes de realizar la transfusión. 

Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

5_tips

Conoce las claves para mantenerte a salvo del coronavirus y cuides tu salud y la de tu familia.

Compártenos tus comentarios

¡Comparte!
Artículos relacionados
Descarga gratis
laptop-img