Suscribete a nuestro newsletter y recibe primero que nadie todos nuestros consejos sobre seguros internacionales

Enfermedades de invierno: las 10 más comunes

11/noviembre/2021

El invierno es una de las épocas del año más difíciles para niños y adultos en cuestión de salud, ya que la temperatura desciende y pueden presentarse malestares y problemas de salud. 

¿Quieres prepararte para estas enfermedades de invierno? Te invitamos a conocerlas y a ver de qué manera puedes protegerte para no padecerlas y gozar de bienestar también en estas épocas. 

Enfermedades de invierno- las 10 mas comunes

Las 10 enfermedades de invierno más comunes

En las épocas con bajas temperaturas, las enfermedades más comunes son del tipo respiratorio, y los más afectados suelen ser los niños y los adultos mayores, sobre todo, si padecen otro tipo de enfermedades crónicas. 

Algunas de las enfermedades de invierno más comunes son las siguientes.

1. Resfriados

Resfriados

El resfriado es una de las enfermedades de invierno que más se presenta y que impide que los niños y las personas, en general, puedan asistir a sus labores diarias. 

En promedio, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las personas adultas sufren dos o tres resfriados cada año; para los niños, esta cifra suele ser mayor y el malestar dura entre 7 y 10 días. 

Entre los síntomas del resfriado, se encuentran:

  • Congestión y secreción nasal
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Fiebre moderada o leve
  • Estornudos
  • Cuerpo cortado

 

2. Asma (complicaciones)

Asma (complicaciones)

El aire frío es un factor muy importante que puede provocar o agravar los síntomas del asma, como dificultad para respirar o sibilancias, que hace referencia al sonido silbante durante la respiración. 

El asma es una afección que inflama las vías respiratorias, por lo que el clima frío suele complicar las cosas si no se tiene un control. Si padeces esta enfermedad de invierno, asegúrate de tomar tus medicamentos para no ser tan vulnerable en esta época del año. 

De preferencia, mantente en casa en días muy fríos o con mucho viento y, si tienes que salir, usa bufanda que cubra tu nariz y tu boca. Siempre lleva un inhalador por si acaso. 

3. Virus sincicial respiratorio (SVC)

Virus sincicial respiratorio (SVC)

Este virus es el causante de una de las enfermedades de invierno más comunes. Ocasiona síntomas parecidos a los del resfriado, pero más leves. Puede ser cosa seria en el caso de los bebés, por lo que se debe tener cuidado. 

La infección causada por SVC puede afectar a personas de cualquier edad y es bastante frecuente porque el medio de contagio es a través de diminutas gotas que van al aire cuando la persona enferma se suena la nariz, estornuda o tose. 

No es un padecimiento grave, pero se debe tener cuidado para evitar complicaciones más severas. 

4. Neumonía

Neumonia

La neumonía es una de las enfermedades de invierno que más muertes provoca. Afecta principalmente a niños menores de 5 años y a adultos mayores, pero no distingue edades y cualquiera puede padecerla. 

Debido a la importancia de esta enfermedad, cada 12 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Neumonía, con el fin de crear conciencia sobre el impacto que tiene en la salud y hablar de las medidas de prevención. 

Esta infección pulmonar, provocada por una bacteria, un hongo o virus, puede durar entre 2 y 4 semanas y los síntomas suelen ser: tos con moco amarillo o verde, dolor en el pecho, fiebre severa, entre otros. 

Suele presentarse mucho más en invierno y se propaga fácilmente por medio de estornudos o tos. 

5. Influenza

Influenza

La temporada de influenza o gripe se da entre el otro y el invierno y la vacuna puede ayudar a prevenir de manera efectiva esta infección de tipo viral que suele durar entre 3 y 7 días. 

Aunque este virus se propaga durante todos los meses, tiene un repunte en las fechas de más bajas temperaturas, especialmente entre diciembre y febrero. 

Los síntomas más comunes de esta enfermedad de invierno son: 

  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Secreción nasal
  • Dolor de garganta
  • Tos seca

Generalmente, se trata de una enfermedad leve, pero se deben tomar las medidas oportunas para que no haya complicaciones que requieran hospitalización, llegando incluso hasta la muerte, especialmente en adultos mayores y bebés.

6. Piel seca

Piel seca

La mayoría de personas padece esta afección durante la época de frío, ya que la humedad ambiental disminuye. 

Para no padecer esta enfermedad de invierno en la piel, tienes que mantenerte hidratado. Las cremas y lociones deben aplicarse después del baño, cuando la piel todavía se encuentra húmeda, para que sean absorbidas y humecten la piel. 

A pesar de que por el clima se tienen deseos de tomar duchas calientes, lo mejor es que las evites porque el agua demasiado caliente provoca que la piel se reseque y que, incluso, haya síntomas como comezón que terminan afectando más. 

7. Dolores articulares

Dolores articulares

Enfermedades articulares, como la artritis, pueden potenciarse y volverse más dolorosas en invierno. Aunque no hay evidencia que sustente que el clima cause daño en las articulaciones, muchas personas se ven afectadas en esta época del año. 

Lo mejor es que, si padeces rigidez o dolores articulares, lleves a cabo ejercicios para mejorar tu estado físico. Una de las actividades más efectivas para este tipo de malestares es la natación, pues es suave con las articulaciones.

Si quieres evitar malestares por las enfermedades de invierno relacionadas con los dolores articulares, te recomendamos cuidar siempre tu postura corporal, abrigarte bien, descansar y mantener una dieta equilibrada junto con medicamentos adecuados prescritos por tu médico. 

8. Norovirus (vómitos de invierno)

Norovirus (vomitos de invierno)

El virus de los vómitos de invierno es sumamente infeccioso. Está presente durante todo el año, pero cuando toma más fuerza es en invierno, sobre todo en lugares con mucha gente, como hoteles u hospitales.

El norovirus causa diarrea y vómitos y puede transmitirse de manera rápida si se tiene contacto directo con alguien infectado, si se consumen alimentos infectados o si se tocan superficies contaminadas y luego se llevan las manos a la boca.

Aunque se trata de una enfermedad con síntomas desagradables, la buena noticia es que suelen desaparecer en pocos días. Solo recuerda beber muchos líquidos para no sufrir deshidratación. 

9. Faringitis

Faringitis

La faringitis es una patología provocada por una inflamación en la garganta. Produce un dolor severo en la zona, que se caracteriza por el enrojecimiento e hinchazón. Esta enfermedad de invierno es extremadamente común y es provocada, en su mayoría, por virus, pero también puede deberse a bacterias.

Algunos de los síntomas de la faringitis son:

  • Dolor intenso en la garganta espontáneo o al tragar
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular o articular

Si sufres este padecimiento, lo mejor es guardar reposo e ingerir muchos líquidos. En condiciones normales, el malestar y la enfermedad debería ceder en un máximo de 7 días sin complicaciones, pero es importante estar atentos a los síntomas. 

10. Ataques cardiacos

Ataques cardiacos

Los ataques cardiacos son un problema de salud muy común y, sobre todo, grave en esta época del año. 

De acuerdo con la Escuela de Medicina de Harvard, esta enfermedad de invierno aumenta porque las temperaturas bajas funcionan como vasoconstrictores, haciendo que se estrechen los vasos sanguíneos y que se incrementen las probabilidades de sufrir un ataque al corazón. 

Quienes corren un mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco son las personas mayores de 65 años o aquellas que ya han tenido un ataque. 

Otros factores que hacen de los infartos una enfermedad de invierno es que las temperaturas bajas pueden incrementar la presión arterial y los niveles de colesterol, elementos clave de riesgo de un ataque cardiaco. 

Cómo evitar padecer enfermedades de invierno

Todas estas enfermedades de invierno se pueden prevenir si se toman algunas medidas. Ciertamente, las probabilidades no se erradican por completo, pero claro que se reducen, así que tómalo en cuenta.

1. Lávate las manos frecuentemente

Lavate las manos frecuentemente

Los virus y las bacterias se transmiten muy rápido, por lo que es importante lavarse las manos regularmente y evitar tocar superficies de todo tipo y llevarse las manos a la nariz o a la boca. 

Lávate las manos con agua y con jabón después de volver de la calle, antes de comer, antes de cocinar y después de ir al baño. 

2. Vacúnate

Vacunate

La vacuna, en el caso de la influenza, es clave para evitar contraer esta enfermedad de invierno. Esta acción te ayudará a reducir las probabilidades de padecer esta afección o, en caso de que sea así, a que sean mucho más leves los síntomas. 

Recuerda que la vacuna debe aplicarse cada año, así que asiste a tu clínica para que no veas afectada tu salud por este malestar.

3. No te automediques

No te automediques

Tomar medicamentos sin receta es peligroso para la salud, pues puede provocar intoxicación y también puede ocultar los síntomas de la enfermedad (no combatirlos), dificultando un diagnóstico certero.

En caso de que presentes síntomas relacionados con estas u otras enfermedades, lo mejor es que acudas al médico para descartar afecciones más severas y que sigas el tratamiento prescrito por el profesional de la salud. 

4. Desinfecta superficies continuamente

Desinfecta superficies continuamente

Los virus y las bacterias se transmiten de manera muy rápida, por lo que es recomendable desinfectar superficies y muebles continuamente para evitar la propagación de los mismos. 

Esta acción es clave para que tú y tu familia se mantengan saludables durante las épocas de frío y durante todo el año. Adopta este hábito de limpieza en tu día a día y verás que las enfermedades respiratorias o infecciosas no tocarán a tu puerta seguido. 

5. Evita cambios bruscos de temperatura

Evita cambios bruscos de temperatura

Si vas a salir de casa, cúbrete bien y, de preferencia, tapa nariz y boca, para que no tengas que respirar aire frío. Los cambios bruscos de temperatura son los causantes de la mayoría de enfermedades de invierno relacionadas con el sistema respiratorio. 

En caso de que las temperaturas sean muy bajas, evita salir. Solo hazlo cuando sea necesario para que no te expongas prolongadamente. 

Protégete de las enfermedades de invierno y de todo lo demás

Protegete de las enfermedades de invierno y de todo lo demas

Las enfermedades de invierno llegan sin que nos demos cuenta siquiera, hasta que nos vemos imposibilitados por los malestares. Lo mejor que se puede hacer es estar cubierto ante cualquier emergencia para no vernos afectados en caso de padecer una infección o malestar.

Invertir en un seguro de salud puede ser la mejor opción para que tú y tu familia tengan la tranquilidad de que, en caso de enfrentar una enfermedad, podrán hacer frente a la adversidad de la mano de expertos en medicina. 

Descarga gratis

Manual COVID-19: Recomendaciones para prevenirlo

cta image-01

Conoce las claves para mantenerte a salvo del coronavirus y cuides tu salud y la de tu familia.

Compártenos tus comentarios

¡Comparte!
Artículos relacionados
Descarga gratis
laptop-img